Municipalidad de Bolívar

ACTO APERTURA DEL HCD DISCURSO INAUGURAL

CARGANDO IMAGENES...

Buenas tardes a todos.

Quiero en primer lugar convocarlos a cada uno de ustedes a continuar trabajando juntos por Bolívar, a hacerle frente a la realidad que a diario nos atraviesa.
A compartir una agenda, la que se nos impone a diario en nuestras  familias, con nuestros vecinos, en Bolívar, esa agenda que compartimos y requiere del compromiso de cada uno de nosotros.

Como hijo de Bolívar, siento un enorme respeto al sentarme hoy en este lugar y lo siento, porque en nuestro compromiso radica el dinamismo y las oportunidades de cada bolivarense.
Como vecino, siento el deber también, de sostener lo logrado, todo aquello que hemos construido.

Los derechos adquiridos, esos que debemos defender.

Cuando iniciamos este camino, con Bali y el equipo de trabajo, lo hicimos con el objetivo de  mejorar la vida de nuestros vecinos. Nos animamos a pensar en grande y proyectamos a largo plazo. Pero fuimos más allá: lo hicimos. Y lo hicimos BIEN. Lo hicimos estando cerca de ustedes, con ustedes. Cuidándolos en todo momento, potenciando sus capacidades y luchando contra los obstáculos que se nos planteaban.

Porque cada obra, ha sido planificada para mejorar la calidad de vida de cada bolivarense, del cual todos somos parte.
Como intendente entonces, me obligo a redoblar el compromiso y ese compromiso será suficiente si continúanos en el camino del diálogo, del consenso.

Si el encuentro es la propuesta, si cada sector asume también dicha responsabilidad.
Porque ante todo, somos hijos, padres y vecinos de Bolívar, y ahí debe darse el encuentro.

Este año nos invita a redoblar el esfuerzo, y sepan que trabajamos a diario para lograr que la realidad, en ocasiones adversa, se construya en hechos y repuestas ante necesidades concretas.
No vengo a rendir un examen, vengo a proponerles continuar por el camino que hace tiempo recorremos juntos  y vengo en nombre de cada uno de mis vecinos también.

Porque en ellos está, no solo el camino que hemos transitado, en cada obra, en cada proyecto realizado, en las más de 300 cuadras de pavimento, en Villa Diamante, el ejemplo vivo de que si creemos en lo que hacemos, y lo hacemos con la convicción y el compromiso real, transformamos los sueños en proyectos  y el trabajo de cada día en hechos y realidades concretas.

Quiero para Bolívar lo mejor, que los valores que nos identifican, nuestra identidad, nuestro amor por Bolívar, sean siempre el motivo que nos impulse a continuar trabajando.
Son las oportunidades que generamos, es el CRUB y el arraigo, la posibilidad de crecer y hacerlo acá.

Es el natatorio y cada club, donde más allá de la oferta de calidad deportiva, apoyamos la contención y el  sostén de valores tan necesarios para el desarrollo de nuestros niños y jóvenes.

Es el DIAT, donde todos los días se concretan sueños, se acompaña a las familias, y se aporta a la formación en oficios, en proyectos de vida, y en prácticas hacia una vida saludable, más justa, haciendo frente a la exclusión, portando la bandera de la prevención en el territorio.

Este año, más de 300 niños y jóvenes de Bolívar, Urdampilleta, Pirovano y Hale conocieron el mar, y esa también es una política de estado, fomentar el turismo social, es generar oportunidades, que se logran poniendo el ojo en el acceso igualitario, en garantizar derechos, que son de todos.

Me es imposible no resaltar, que a pesar del contexto al que se nos enfrenta, nada detendrá el trabajo, por lo que frente a la crisis de diferentes sectores, continuaremos dialogando, gestionando por cuadros tarifarios que no dejen a un costado a nuestra producción, por estímulos para nuestros clubes, de eso se trata, de ponernos la camiseta, la misma,  para que los sueños y proyectos de cada bolivarense nos incluyan y nos encuentre trabajando a la par.

Por último, sepan que todo lo que hemos logrado, ha sido posible gracias al esfuerzo compartido, al trabajo de cada uno; por lo que quiero convocarlos a seguir cerca, como hasta ahora, para que el contexto no sea capaz de nublar nuestras esperanzas, hemos soñado con un Bolívar distinto, y los hechos nos indican que es posible.

Hemos crecido, y lo logrado queda para siempre, porque el objetivo ha sido y será ese, hacer de Bolívar un lugar que nos llene de orgullo,  que nos inspire a hacer bien las cosas, siendo solidarios, generando oportunidades para cada sector, priorizando nuestros valores, que son la herramienta fundamental para potenciarnos como comunidad.