Municipalidad de Bolívar

PIROVANO

CARGANDO IMAGENES...

En 1899, Rodolfo Pirovano donó las tierras donde fue construida una estación ferroviaria a 61 kilómetros al sudoeste de la ciudad de San Carlos de Bolívar. Años más tarde, se fundó allí el pueblo de Pirovano.

Esta localidad se encuentra ubicada a 61 Km. al sudoeste de la ciudad de San Carlos de Bolívar a través de la Ruta Provincial 65, y a 30 Km. de Daireaux.  Está compuesta por 49 manzanas, las cuales están atravesadas por diagonales y cuenta con 1800 habitantes (según datos Indec, 2010)
Rodolfo Pirovano donó las tierras donde en 1899 fue construida la estación ferroviaria. Años más tarde, decide la fundación del pueblo para honrar la memoria de su padre, el reconocido médico Ignacio Pirovano. 
El 5 de febrero de 1905 ocurrió, en la estación, un episodio trágico de la historia argentina, conocido como “Masacre de Pirovano”. Consistió en un enfrentamiento que se produjo entre una columna militar proveniente de Bahía Blanca, que adhería a la Revolución Radical encabezada por Hipólito Yrigoyen y fuerzas oficialistas, lideradas por el presidente Manuel Quintana. Este suceso dejó un saldo de 18 muertos y 30 heridos. Hoy pueden observarse en la estación, los impactos de bala que quedaron marcados en las paredes y una referencia histórica del acontecimiento.
La localidad ofrece diferentes eventos dignos de participar como la fiesta del Chorizo Seco, Canta Pirovano, espectáculos camperos en el Campo de Domas Municipal, el maratón de 8 km. recorriendo el pueblo, el Pirovano Rock y los Carnavales.
Como atractivo arquitectónico se destaca la iglesia Jesús Crucificado de estilo gótico normando. En el año 1920, luego de la donación del predio por doña María Rosa Lezica Alvear de Pirovano y su esposo don Rodolfo, del aporte de la Municipalidad de Bolívar y del pueblo todo, nació la Capilla Jesús Crucificado. Una placa a la derecha, en el Atrio, recuerda a quienes fueron responsables de la edificación. El primer cura que atendía la comunidad fue el Presbítero Vicente Bautista, quien impulsó la construcción. Los planos fueron realizados por el arquitecto Estanislao Pirovano, y el constructor fue don Antonio D´Alessandro. A lo largo del tiempo, el templo fue cambiando y se le hicieron modificaciones. Respecto del original, el ornamento del coronamiento de los techos ya no está. La verja del frente es distinta, y el primitivo altar fue desplazado.
En 1938, doña María Rosa Lezica Alvear de Pirovano mandó a construir la Gruta de Nuestra Señora de Lourdes, ubicada próxima a la entrada del templo.
En el año 1942 por orden del Padre Luis Castells, fue construido en el mismo terreno donde se encuentra la Parroquia Jesús Crucificado el Oratorio Parroquial. Allí funcionó la escuela nocturna, se instalaron telares, se dictaron clases de tejeduría y entre otras cosas fue Biblioteca, Cine, Teatro y Jardín de Infantes.