Municipalidad de Bolívar

IBARRA

CARGANDO IMAGENES...

Una historia de familia cautivadora, un fundador con grandes proyectos, un pueblo diseñado al detalle: Ibarra se ha convertido en un oasis de tranquilidad para propios y ajenos.

Juan F. Ibarra es el nombre de este pueblo de una treintena de habitantes, ubicado a menos de media hora de viaje de la ciudad cabecera del partido de Bolívar. Su fundación está ligada a una estación del ferrocarril en tierras cedidas por el mismo Ibarra, como tantos otros pueblos y ciudades de la región.
En algún tiempo, oficialmente se llamaba Juan Felipe Ibarra, en honor a un caudillo federal santiagueño, pero todos los bolivarenses siempre supimos que se debía al padre del fundador Juan Francisco Ibarra Florido. 

Esta localidad de dieciséis manzanas fue absolutamente planificada por el fundador, diseñada por arquitectos y construida íntegramente por una empresa de construcción contratada especialmente para la tarea; es decir, que este espacio lindero a la estación, fue ideado como pueblo desde el primer momento, todas las construcciones son del mismo estilo, con tejas españolas y una función específica: Mercado, peluquería, farmacia, correo, hotel, escuela, destacamento policial, incluso casas como las del médico que incluye sala de espera y consultorio. 

La tranquilidad de este pueblo es admirable, cada una de las calles está arbolada con una especie diferente a gusto de Paula Florido Toledo, madre del fundador y esposa de Don Juan F. Ibarra. 

Entre sus atractivos se destacan: la Fiesta del Cerdo en el mes de mayo y la Fiesta del Chorizo Seco en agosto, ambas realizadas en el Club Recreativo y Deportivo Ibarrense.

También cuenta con una casa de retiro Cura Brochero (ex hotel El Hornero) y un antiguo tanque de agua que está en pleno proceso de recuperación patrimonial.